Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/6/d405290359/htdocs/blog/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5611

En Andalucía, la gestión educativa en un centro se hace a través de la plataforma Séneca. Es un caso evidente de éxito. La utilidad e implicación de sus responsables está fuera de toda duda. Sin embargo, no somos pocos los que, en ocasiones, pensamos que el desarrollo técnico apunta hacia funcionalidades que olvidan cuál es la principal tarea de nuestros sistema educativo. ¿Cuál es la principal misión de nuestro sistema educativo?.

La respuesta a esta pregunta es tan compleja que solo podemos hacer pequeñas aproximaciones. Esta es la mía: la evaluación de los aprendizajes del alumnado. Sea cual sea la Ley Educativa que consultemos, la evaluación del alumnado siempre tiene un lugar relevante. Bien, pues la evaluación, como sabemos, es un acción que se lleva a cabo de un forma no individual sino colectiva. Concretamente, a través del equipo docente de cada grupo-aula. Es cierto, especialmente en los niveles superiores, que la acción colectiva se reduce a escuchar lo que cada docente declara sobre cada alumno y ‘anotarlo’ de forma cuantitativa o cualitativa, en el caso de Andalucía, en la plataforma Séneca.

Sin embargo, incluso en el caso de la evaluación más solitaria por parte de un docente, el contexto de un alumno es siempre importante. Es decir, no solo cuenta que ‘tiene un 7 en historia’ sino que tenemos que considerar el tanto por ciento de aprobados en el resto de las asignaturas, las incidencias de convivencia, las ausencias, diversidad, etc. Pues bien, un docente con una media de 100 alumnos por año académico tiene pocos momentos para considerar, con el resto del equipo docente, todos estos apartados. Uno de estos pocos momentos ocurre durante las sesiones de evaluación. Y estas sesiones de evaluación tienen lugar con una pantalla de Séneca proyectada.

La mecánica habitual de estas sesiones suele ser así: el tutor hace (a veces) algunas consideraciones generales sobre las peculiaridades del grupo y, minutos más tarde, se pasa a revisar todos (o una parte de) los alumnos uno a uno. Afortunadamente, desde hace unos años, la plataforma Séneca tiene mucha información sobre cada alumno. Sin embargo, no siempre se puede visualizar de una forma rápida y efectiva toda esta información al mismo tiempo. «Al mismo tiempo» quiere decir en una sola pantalla. Esto es muy importante en las sesiones de evaluación porque marca la diferencia entre que esa información sea considerada en la sesión de evaluación o no. La sesión de una evaluación por grupo raramente sobrepasa los 45 minutos y los grupos tienen 30 alumnos de media. Es fácil hacerse una idea de cuánto tiempo tenemos para cada alumno. El tutor no puede estar navegando entre pestañas de la plataforma para buscar toda la información disponible para un alumno.

¿Qué solución tenemos? Pues trabajar hacia pantallas de Séneca que puedan proyectar, de una sola vez, la máxima información posible sobre cada alumno. A continuación, a partir de una de las pantallas que más ha evolucionado en Séneca (la de observaciones del alumnado) hago una propuesta a partir de lo que ya tenemos disponible.